Al suavizar la acidez de los cítricos y el amargor de algunos licores, un punto de sirope puede transformar una bebida y convertir el aguardiente más duro en un refresco. El sirope aromatizado aporta un nivel de complejidad que un ingrediente fresco no consigue. Y elaborarlo es facilísimo: empiece con la receta básica de sirope, pase a las infusiones de sabor y luego invente sus propias creaciones. Puede adquirir sirope ya hecho, pero prepararlo es tan sencillo que no es necesario. Por ello, en este artículo de mostramos 3 ideas de siropes caseros para mejorar tus recetas o crear nuevas versiones de las mismas. 

No es esencial utilizar azúcar moreno, pero es más gustoso, libre de sustancias químicas y además, en las recetas de coctelería y siropes, confiere una irregularidad a los procesos que sólo se consigue con productos elaborados a mano.

SIROPE BÁSICO

La primera de las 3 ideas de siropes caseros que te vamos a mostrar es el sirope básico de la coctelería. La receta que se muestra a continuación da para unos 15 usos aproximadamente.

Ingredientes

  • 200 ml de agua
  • 100 g de azúcar demerara (turbinado), de caña o granulado (crudo)
  • 1 cucharada de jarabe de maíz (opcional)

Utensilios

  • Sartén antiadherente
  • Cuchara de madera
  • Embudo
  • Recipientes
  • Tarro de cristal con cierre hermético de 200 ml, esterilizado
  • Botella de cristal con tapón, esterilizada

Elaboración

  1. Hierva el agua y añada poco a poco el azúcar.
  2. Reduzca el fuego y remueva sin parar durante
  3. 3-5 minutos, hasta que el azúcar quede disuelto y el sirope se aclare. Apague el fuego y deje enfriar. Una cucharada de jarabe de maíz cuando se haya enfriado favorecerá la textura suave del sirope. Mientras esté aún líquido, páselo con el embudo al tarro o la botella de cristal. Se conserva en la nevera hasta seis semanas.

SIROPE CON AZÚCAR MORENO

La receta que se muestra a continuación da para unos 15 usos.

Ingredientes

  • 200 ml de agua
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 cucharada de jengibre recién rallado
  • 1 cucharada de jarabe de maíz (opcional)

Utensilios

  • Sartén antiadherente
  • Cuenco resistente al calor
  • Cuchara de madera
  • Embudo
  • Estameña
  • Recipientes
  • Tarro de cristal con cierre hermético de 200 ml, esterilizado
  • Botella de cristal con tapón, esterilizada

Elaboración

  1. Hierva el agua y añada poco a poco el azúcar y el jengibre. Reduzca el fuego y remueva durante
  2. 3-5 minutos, hasta que el azúcar se disuelva.
  3. Apague el fuego y deje enfriar unos 20-30 minutos para que los sabores hagan infusión.
  4. Una cucharada de jarabe de maíz una vez frío favorecerá la textura suave del sirope. Mientras esté aún líquido, páselo por un colador forrado con la estameña al cuenco para decantarlo más tarde al tarro o a la botella de cristal. Se conserva en la nevera hasta seis semanas.

SIROPE DE RUIBARBO, JENGIBRE Y ANÍS ESTRELLADO

La receta que se muestra a continuación da para unos 15 usos.

Ingredientes

  • 200 ml de agua
  • 100 g de azúcar demerara (turbinado), de caña o granulado (crudo)
  • 2 tallos de ruibarbo, cortados a trozos
  • 1 cucharada de jengibre recién rallado
  • 1 estrella de anís, chafada con un cuchillo un poco de zumo de limón recién exprimido
  • 1 cucharada de jarabe de maíz (opcional)

Utensilios

  • sartén antiadherente
  • cuenco resistente al calor
  • cuchara de madera
  • embudo
  • estameña
  • Recipientes
  • tarro de cristal con cierre hermético de 200 ml, esterilizado
  • Botella de cristal con tapón, esterilizada

Elaboración

  1. Hierva el agua y añada azúcar, ruibarbo, jengibre, anís y zumo de limón poco a poco.
  2. Reduzca el fuego y remueva 3-5 minutos, hasta que el azúcar se disuelva. Apague el fuego y deje enfriar unos 20-30 minutos. Una cucharada de jarabe de maíz una vez frío favorecerá la textura suave del sirope. Mientras esté líquido, páselo por un colador forrado con la estameña al cuenco para decantarlo luego al tarro o a la botella de cristal. Se conserva en la nevera hasta seis semanas.

 

Si quieres seguir aprendiendo más sobre coctelería no dudes en consultar nuestro blog

Habla con un miembro del equipo
Enviar